viernes, 24 de julio de 2009

SEPULCROS DE D.ALFONSO I Y DE DON PELAYO


El enterramiento y huesos del Rey Don Alonso el Católico.

Está sepultado el Rey Don Alonso el Católico juntamente con la Reyna Ermesenda, su muger, en el Monasterio de Santa María en el territorio ó tierra de Cangas. Estas son palabras del Obispo Sebastiano de Salamanca, de quien las tomáron sin mudar nada los dos de Beja y Astorga, y despues todos los demas. Este Monesterio es el de Covadonga: pues en todo aquello de Cangas no hay otro Monesterio de nuestra Señora , ni hay memoria ni sitio donde lo haya habido. Mas claro lo dice el libro viejo del Coro de Covadonga , de que ya en el enterramiento del Rey Don Pelayo decíamos. Lo que allí está escrito en latín es esto, fielmente trasladado en castellano. Despues de la muerte del Rey Don Favila , sucedió en el Reyno Don Alonso , que es llamado el Católico. Reynó diez y nueve años, y acabó su vida dichosamente en paz , y está sepultado juntamente con la Reyna Ermesenda, su muger, en el territorio de Cangas, en el Monesterio de Santa María de Covadonga. Esto no hay duda sino que lo escribió algun Clérigo de aquella Iglesia quatrocientos años ha, que lo sabía y lo veia de ordinario , y juntándolo con el autoridad del Obispo de Salamanca , que nació pocos años despues de la muerte deste Rey , ó algo ántes , hacen en esto toda buena certidumbre , y el olvido de los naturales de por allí, que no saben agora esto , no es de maravillar, por estar persuadidos, que allí no hay otra sepultura real sino la de Don Pelayo, mostrando la deste Rey suyerno por ella. Teniendo pues por la sepultura del Rey Don Pelayo la que está en la Capilla Mayor , por las razones que en su lugar se truxéron, se debe tener por cierto que es la del Católico la que está al cabo de la Iglesia frontero del Altar Mayor en una cobacha ó pequeña cueva. Esta cueva y el sepulcro que está dentro della tienen tanta braveza , que verdaderamente me pusiéron espanto al mirarlos. La cueva no parece toda natural, sino labrada en partes. Anda mal un hombre enhiesto en ella, y tiene hasta diez y seis pies en . largo, y seis en ancho. Por medio de toda ella á la larga está un lucillo de piedra lisa con su cubierta toda de una pieza, de quatro pies en ancho á la cabeza, y dos á los pies , como ataud , sino que la cubierta es llana, y no tumbada. Su largo es de doce pies , y tres en alto, poniendo verdaderamente admiracion y horror con ésta su grandeza, que parece sepultura para un Gigante.

Y el Rey Don Alonso era sin duda alto en demasía , así que hubo menester todo aquel espacio de sepultura. Porque alguna vez se ha sacado un hueso suyo de canilla del muslo, por un agujero que está en la piedra, y como á mí me contaron personas .deautoridad (que lo viéron) puso admiracion su grandeza desmesurada Midiéronla con un Hidalgo de Asturias , que estaba presente, y tenia mayor estatura que la de los que comunmente son muy altos, y el hueso mostró á proporcion , que el Rey había sido mas alto que aquel Hidalgo quatro dedos. El mismo me lo contó, entre otros que me lo afirmáron. De la Reyna su muger no parece allí sepultura, y la grandeza y anchura de la de su marido puede hacer bien verisímil, que están allí ambos juntos.

No hay comentarios: