viernes, 30 de octubre de 2009

Patrimonio da el visto bueno al proyecto para adecuar la capilla de Santa Cruz


El Ayuntamiento de Cangas de Onís deberá buscar ahora los fondos necesarios para desarrollar la obra
28.10.09 - ANA MORIYÓN CANGAS DE ONÍS El Comercio Digital


El ambicioso proyecto para la adecuación y dignificación de la capilla de Santa Cruz, emplazada en Cangas de Onís, ya cuenta con el visto bueno por parte de la Dirección General de Patrimonio. El anteproyecto elaborado por la empresa Proasur -por encargo del Ayuntamiento de Cangas de Onís y como propuesta para su desarrollo en el programa comarcal 'Paraíso Rupestre'- fue bien recibido por los técnicos del departamento que dirige José Luis Vega. No obstante, para llevarse a cabo deberán incluirse en el documento una serie de apreciaciones.
La primera de ellas, tal y como detalló ayer el propio alcalde del municipio, supone desarrollar un estudio arqueológico previo a cualquier actuación que pueda hacerse en la zona y, la segunda, «reducir el tamaño del porche proyectado como entrada al equipamiento, para tratar de minimizar el impacto». Una vez incluidas estas dos alegaciones en el proyecto, el Ayuntamiento de Cangas de Onís estaría en disposición de iniciar la actuación, aunque a la espera de recaudar los fondos necesarios para desarrollar la obra, cuyo coste asciende aproximadamente a los 132.000 euros. «Ahora sólo nos queda buscar el apoyo económico por parte de la Administración regional», subrayó el regidor, Alfredo García.
La adecuación prevista en el entorno de la capilla canguesa tiene como principal objetivo mejorar la accesibilidad al templo, la visibilidad del dolmen neolítico y la adecuación de su entorno. Para ello se construirá un túnel en forma de semicírculo que circunvalará la iglesia por detrás y permitirá a los visitantes admirar el famoso dolmen desde su mismo nivel, y no desde arriba a través de un mirador, tal y como sucede hoy en día.
El túnel proyectado por la empresa Proa Sur -la misma que se ocupó del contenido museístico de la Casa Riera, en Cangas de Onís- podría hacer las veces de espacio expositivo, ya que de sus paredes se colocarán paneles explicativos sobre la historia tanto del templo -que fuera sustituido por otro en 1632, siendo posteriormente destruido durante la Guerra Civil- como del propio dolmen.

Iluminación ornamental

El anteproyecto también contempla la instalación de iluminación ornamental en el entorno de la capilla y la construcción de una acera para proteger el edificio eclesiástico, que fue declarado monumento histórico en 1931. Además, para el futuro, el Ayuntamiento de Cangas de Onís plantea también la adecuación de la plazoleta que existe en las inmediaciones de la capilla.
Esta actuación en la ermita de Santa Cruz no fue la propuesta inicial del equipo de gobierno para el programa comarcal 'Paraíso Rupestre'. Antes, llegó a plantearse la idea de recrear un campamento de pescadores en el entorno de la cueva de los Azules, pero el proyecto fue finalmente rechazado por el Ayuntamiento de Cangas de Onís al entender que se «estaba saturando a los turistas con equipamientos artificiales». En su lugar, se optó entonces por dignificar la capilla de Santa Cruz, un templo que tiene sus orígenes en el siglo VIII y que se denomina de esta forma porque albergó la cruz de roble que Pelayo portaba en la Batalla de Covadonga y que más tarde se convertiría en La Cruz de la Victoria

No hay comentarios: